martes, 24 de marzo de 2020

Lucho junto a mi Diabetes - Pagina Principal





Hola a todos, el motivo de crear este blog es para animar a todo el mundo diabético, sea niño o adulto, a realizar deporte, no es necesario ser profesional simplemente tener una ilusión, no es necesario hacer una ultramarathón o hacer una prueba dura en Mountain Bike, estilo 101 de Ronda o cualquier otra.
Desde darnos un paseo y fijarnos en como influyen los niveles de glucosa en ese paseo, lo bueno que es andar para la circulación sanguínea, todos todos podemos hacer deporte dentro de nuestras posibilidades, eso es lo importante, desde marcarse un reto, andando y que empecemos media hora y lleguemos a una hora es una satisfacción, el andar es un deporte muy sano que mucha gente desconoce. Haz deporte siempre dentro de tus posibilidades, siempre habrá algo que puedas hacer.

Quien sabe si por una lesión tendrá que ser el deporte de muchos ultras y tendrán que estar un tiempo practicandolo!!!! Además el deporte el que sea sirve para limpiar la mente, para ver lo bonito que es lo que nos rodea, siempre hay algo bonito, algo que observar, si solo nos quedamos en casa en el sofá y no salimos no veremos la naturaleza en directo. El deporte nos ayuda en la diabetes eso es muy cierto y hay que tenerlo muy claro.


Los niños DT1 realmente son los triunfadores de todo esto, cuando se ponen insulina, cuando sufren una hipo o una hiper lo sienten en su cuerpo y van a sus papas y le dicen "Mama no me encuentro bien creo que tengo una hipoglucemia" y sus papas se convierten en DT3 porque lo sufren igual que los pequeños.

Para mí sera dificíl (no imposible) subirme alguna vez a algún Podium pero esa no es mi meta, mi meta es demostrar que con diabetes también se puede, siempre dentro de los limites de cada uno. He empezado muy tarde con el deporte en mi vida a los 41,5 años, he perdido toda mi vida, no he hecho nada deporte desde los 14 años como consecuencia de un informe médico que me indicaba no hacer deporte por tener diabetes insulinodependiente, estoy muy arrepentido. Me esta costando horrores pero no pararé de luchar.

Estos niños son nuestro futuro, ellos son los que tendrán que enseñar al mundo que son uno mas, que no son diferentes. Estas leyes, que hacen personas que no tienen ni idea de lo que es la diabetes, nos marcan y nos producen impedimentos para desarrollar trabajos, estos niños serán los triunfadores cuando hagan ver al mundo que son iguales a todos.





TEMPORADA 2017

TEMPORADA 2016
Retos a conseguir y por lo que luchar (pulsa sobre el enlace)



* ULTIMA PRUEBA DEPORTIVA





TEMPORADA 2015
* Mi primer reto deportivo CICLO INDOOR 6 horas pedaleando sin bajarme para buscar luego las 8 horas
* Mountain Bike - Reto 101 MTB Ronda pendiente de conseguir dorsal
* Dexcom G 4
* Por fin la microinfusora ANIMAS VIBE
            * Mi primer día con la Microinfusora Animas Vibe
            * Primer entrenamiento MTB con Dexcom G4 + Animas Vibe (04-08-2015)
       


NOTICIAS - NOVEDADES

      - Estudio indaga si píldoras de insulina prevendrían diabetes
      Insulina de acción rápida concentrada (cuidado con las agujas rehusadas por la cristalización de la insulina)

VIDEOS (perdonar la calidad)
Colocación Dexcom G4/G5 en el brazo.
Uso skin Tac
Colocación cateter bomba insulina zona espalda
Tutorial Inset 30 Animas Vibe
Tutorial envio datos Animas Vibe a Diasend

Funda estanca para Animas Vibe y otras
Cateter manual para Animas Vibe



martes, 24 de enero de 2017

Media Maratón Santa Pola 2017 (22/02/2017) 21 km 97 metros

Distancia: 21.097 metros
Tiempo: 1 hora 55 min 50 seg.
(En 2016: 2 horas 1 min 17 seg)
Esta crónica para mí será especial porque realmente ha sido muy distinta realmente a las demás pruebas deportivas. Siempre que tengo una prueba deportiva los nervios pueden conmigo durante la semana antes de llegar el día, pero si he realizado alguna ya similar anteriormente suelo estar más relajado hasta el día de antes donde los nervios me comen, porque busco algo mas que finalizarla.

A las 6.45 am me levanto. La noche había sido mala, no había podido descansar prácticamente nada, los valores de la glucosa habían sido buenos, en el margen de 70-100, lo pude ver gracias al medidor continuo de glucosa Dexcom G4, es muy importante poder observar el comportamiento de la glucosa las horas previas a una prueba deportiva, pero cuando hay nervios en el cuerpo pues la cabeza no esta tranquila, me extraña que la glucosa no hubiera estado algo descentrada al igual que yo. Cuando suena el despertador voy muy cansado y ya el corazón me da un vuelco por el día que me espera, lo primero que hago es mirar las notificaciones del móvil, sería la primera media maratón a la que me enfrentaría solo y necesitaba algo. Sin estar centrado me pongo la insulina, desayuno y unos minutos después de las 7:30 subo al coche dirección Santa Pola, una hora 15 minutos en el coche me esperan para llegar al destino donde se realiza la prueba deportiva.

Sobre las 8.15 am me suena la alarma de 140 del Dexcom G4 (medidor continuo de glucosa) otra vez tengo que dar las gracias por este aviso del medidor, me extraña mucho que me avise su alarma, estaciono en una gasolinera, miro la curva de glucemia en el Dexcom G4 y veo que sube con una rápidez vertiginosa, mi cabeza empieza a pensar, los que llevamos esta mochila nuestro cerebro es un ordenador en continuo proceso de trabajo las 24 h del día los 365 días. Repaso mentalmente lo que he desayunado, estaba bien... miro en el historial de la microinfusora Animas Vibe el bolo de insulina puesto para desayunar y SORPRESA!!!! un gran fallo los nervios jugaron una mala pasada en el desayuno y me confundí poniéndome 2 unidades menos de insulina, al momento indico a la microinfusora de insulina Animas Vibe de inyectarme esas dos ud, pero ya no estaba tranquilo porque el pico antes de la carrera estaba asegurado, y ya pensando en el después de la carrera.


Realidad de mi glucosa un día con una prueba deportiva, no todo es color de rosas.
Al llegar a Santa Pola sobre las 8:45 la policía no permite acceder a los vehículos y nos desvía a un parking externo, una distancia considerable hasta la salida de la carrera. Camino a la línea de salida suena el móvil y recibo una llamada de mi prima Ana para ver como me encontraba, cual es mi sorpresa cuando me pregunta donde estoy y me dice que esta en Santa Pola, ella para mí es muy importante, es más que una gran amiga.

A las 9:30 reduzco la basal de la microinfusora Animas un 80 % y observo en el Dexcom G4, el medidor continuo de glucosa, que poco a poco empieza a bajar la glucemia. Mientras la espero miro rápidamente más de 400 fotografías de compañeros que comparten conmigo una mochila que siempre llevamos y no podemos deshacernos de ella, voy pasando fotos y viendo tantas caras, tantos recuerdos de algo peculiar de cada uno, para mí es muy importante porque me da vida para luchar en la prueba acordarme de todos ellos.

Nos tomamos un café antes de empezar, me mira y me dice "Jorge te veo una mirada diferente" y le contesto que los nervios están dentro de mí, estamos más de una hora en la cafetería hablando, calmando los nervios, tengo una leve molestia en el femoral pero cuando corro se me quita siempre.

10:15 am llega la hora de empezar a prepararse, había conseguido dejar la glucosa en un nivel 160/200 estable pero tenía insulina activa que podía ser que se mantuviera o descendiera. Los nervios ya están que me comen, necesito un abrazo que me anime, que me ayude, que me recuerde que tengo que luchar.

Al salir del restaurante, tal y como indicaban las previsiones meteorológicas había empezado a levantarse viento, viento que rodeaba mi cuerpo abrazándome, era un sensación extraña, el frío me hacía llegar a hacer temblar mientras me cambiaba, tenía claro que debía correr con camiseta térmica aunque sabía que me sobraría al rato de haber empezado pero imposible quitármela.

Era el momento de ver la cifra de glucosa en el medidor continuo de glucosa, era muy importante observar la tendencia para saber que hacer, seguía estable en 165 mg, decido que unos minutos antes de empezar tomaría una barrita energética de 1,4 raciones hc para que me subiera la glucosa a la media hora/45 minutos tras haber empezado, nuestra cabeza no para de pensar, un PC que nunca se apaga.

El abrocharme bien las cordoneras un momento muy importante.
 Decido llevar en el cinturón 3 geles de 15 mg de glucosa pura y otro con 25 mg, 12 grs HC de acción rápida y 13 grs de HC lentos.
Los nervios ya están a flor de piel, la pequeña molestia del femoral continúa ahí, se que desaparecerá cuando empiece a correr, el frio me hace temblar.
Empiezo a pensar si al final decido la gestionar la carrera como a mi me gustaría, era seguir al globo de 1 h 45 min, esto sería llevar un ritmo en carrera de 5 minutos el kilómetro durante los 21 km, sabía que era demasiado para mí pero tenía la ilusión de intentarlo.
Me tomo la barrita y me dirijo ya a línea de salida ...


 Intento avanzar al máximo para ponerme junto al globo que marcaba el tiempo de 1 h 45 min cuando llegara a meta pero es imposible, se comentaba que habría de 9.000 a 10.000 participantes, el ambiente hacía ya que la adrenalina estuviera a mil, había programado las alarmas del dexcom G4, el medidor continuo de glucosa, en 100 la alerta de baja y en 220 la alerta de alta, lo miré varias veces antes de salir, y hubo un momento que pensé ya esta bien de estar nervioso por la glucosa, ya me avisará Dexcom si sube o baja.
video

 Dan la salida a las 10:30, imposible marcar el ritmo al principio por la cantidad de corredores que hay, un ambiente impresionante, mucha animación, muchos nervios.

Empezamos a trotar hasta llegar a la salida, hay tal cantidad de corredores que es imposible marcar un ritmo.

A los 500 metros de haber empezado aproximadamente ya puedo empezar a marcar mi ritmo. Soy consciente de que va a ser muy duro lo que pretendo hacer pero tenía que probarme, confiaba en la glucosa pero no en mis sensaciones al llevar ese ritmo de velocidad tal alto para mí y mantenido tanto tiempo ya que nunca lo había hecho.

Estoy muy pendiente de las pulsaciones por minuto no quiero que lleguen a 180 tan pronto, consigo mantenerlas en 175/176 hasta el kilómetro 5 donde me suben a 177/178 y me reservo, no quería en una carrera tan larga estar en 180 ppm mucho tiempo.



Los 5 primeros kilómetros los hago demasiado cómodo, voy contento por ahora. A partir de ese kilómetro empiezo a pasar calor, me remango y continúo.



Llego al kilómetro 10, noto síntomas de cansancio pero no excesivos, sigo contento marcando el ritmo prefijado, me gustaría ver en el reloj que el tiempo de carrera fuera de 1 h 45 min al llegar a meta, no había pensado tampoco que sería más complicado verlo porque el tiempo perdido en la salida hasta poder ir al ritmo marcado fue mucho, estaba seguro que al final sería también muy complicado mantenerlo.



En el kilómetro 12/13, no recuerdo empiezo a notar el viento y voy buscando liebres que fueran a mi ritmo pero es difícil encontrarlas, además el viento soplaba lateralmente y era complicado, voy saltando de una a otra.

Kilómetro 14 ya los síntomas de cansancio son claros queda mucha carrera, y decido bajar el ritmo a 5 min 15 segundos, las pulsaciones seguían igual 177/178 ellas me marcaban los tiempos.

Llego al kilómetro 15 y me percato de que era el mejor tiempo hecho hasta ahora en esa distancia 1 h 17 min 10 segundos (estaba contento por ello), pero no son buenas las sensaciones y decido bajar el ritmo aunque las pulsaciones no habían aumentado. Había pasado ya mucho tiempo y me había olvidado totalmente la glucosa, miro el Dexcom G4, el medidor continuo de glucosa, y observo que la barrita energética me había provocado un pico de 200 mg pero acababa de empezar a descender, quedan todavía 7 kilómetros, mucha distancia para mí.


En el kilómetro 16,50 no son buenas sensaciones y decido frenar, andar y pensar, a los 15 segundos de haber empezado a andar, noto como si una mano viniera hacía mí y me animara a continuar, empiezo de nuevo a trotar con claros síntomas de cansancio.


Esta fotografía fue tomada a los pocos metros del primer parón, esta vez no era la glucosa la que me hace pasarlo mal, no había excusa en decir llevo una mochila que los demás no llevan y por eso me cuesta más, porque no sería cierto, había realizado una mala gestión de la carrera y lo estaba pagando. Los cuádriceps ya abultados llevaban una buena carga de kilómetros, se resentían las piernas por el ritmo llevado.

Troto un kilómetro, sobre el kilómetro 17,50 me veo obligado a parar de nuevo y andar un poco, aprovecho para mirar la glucosa y decido tomarme un gel de 15 mg, Dexcom G4 el medidor continuo no me había avisado al no llegar al límite bajo puesto, pero observe la tendencia que me marcaba, y era una caída muy rápida. Tenía que pensar que hacer si continuar o no, era dura la decisión, pero otra vez sentí que alguien se me acercaba, me tendía su mano, me ayudaba y empece a trotar de nuevo, pero las fuerzas ya escaseaban.

En el kilómetro 18,30 me veo obligado a otro parón de unos segundos, las pulsaciones no eran altas, eran más bajas incluso, pero las fuerzas ya escaseaban, solo deseaba llegar a meta, me preocupaba el haber tenido que parar antes del kilómetro, tenía tantas dudas, mi mente bloqueada, estaba tan lejos y tan cerca pero había una gran ilusión al mismo tiempo por llegar a meta. Mi corazón ya esta lejos de mi mente, me planteo realmente el dejarlo, no he realizado una buena gestión de la prueba y los errores se pagan y se aprende de ellos, decido continuar a un ritmo lento tenía que llegar a meta porque necesitaba pensar en esa bonita ilusión que ronda mi mente.

La carga muscular es fuerte ya, continúo trotando. Esta última foto esta tomada tras empezar a trotar de nuevo, las fuerzas ya no existen prácticamente y me veo obligado a otra parada de unos segundos, en esos momentos se acerca alguien detrás mía y me dice "venga campeón tu puedes ya no queda nada", yo pienso mucho en esas palabras, me recuerdan palabras y veo como me pasa lentamente porque también llevaba claros síntomas de cansancio, eso me hace arrancar, de nuevo. Los ritmos eran más lentos cada vez que arrancaba de nuevo, aproximadamente a 5 min 45 segundos el kilómetro.

En el kilómetro 19.50 vuelvo a parar no quería poner la máquina a toda su potencia, entro en la zona donde ya corremos paralelamente al mar, miro el horizonte en el mar y eso me anima a continuar, son ilusiones muy bonitas las que me esperan. Empiezo a un trote muy lento de 6 min el kilómetro, aparece una gran aglomeración de público, me fijo en las caras de todas las personas que animaban para continuar, veo caras que no son, sus expresiones realmente eran gritos de triunfo porque estábamos casi en meta, había gritos de todo tipo para animar, la piel se me puso de gallina y continué ya tranquilamente, sabía que podía llegar sin dejarme la piel. Eran casi dos kilómetros lo que me quedaba para finalizar, pero tenía que luchar porque había una gran ilusión esperándome en meta para abrazarme y pensar en la que sería la siguiente prueba.

Al divisar al fondo la meta pienso ha llegado el momento de abrir la bandera que me acompaña a todas las pruebas, en ella están representados un gran grupo de personas que me han ayudado y me animan día a día con la diabetes y les estaré enormemente agradecido siempre, los ojos otra vez se me vuelven a cargar, he llegado...



 Gracias Ana por haber estado ahí porque sabías que realmente no estaba bien.

No puedo decir que me siento contento realmente, porque he aprendido de muchos fallos cometidos en la carrera, no me vale decir, es que soy diabético y me ha costado más, porque esta vez no ha sido así, no he realizado bien los ritmos de la carrera y he pagado las consecuencias, la diabetes esta vez simplemente ha sido mi compañera.

Es cierto he disminuído el tiempo referente a la temporada pasada habiendo entrenado menos por el tiempo dedicado a la bicicleta y entrenos de corta distancia.

Pero ante todo, los fallos están para aprender de ellos, para reconocerlos y aceptarlos. En esta vida entre otros aspectos hay que tener humildad, sencillez, sentimientos, sinceridad y humanidad.

En la gráfica del Dexcom G4 podemos observar las consecuencias que pagué por no haber actuado bien sobre la glucosa, tanto la subida de después por la fuerte ingesta de Carbohidratos tomados y luego por la tarde las continuas bajadas.

jueves, 5 de enero de 2017

San Silvestre Cartagena 31/12/2016 - 5 km 270 mts


https://flow.polar.com/training/analysis/1011435883
San Silvestre Cartagena
5 km 270 metros
Ritmo 4 minutos 26 segundos

Hará ya casi dos temporadas empezó mi vida deportiva en running, con grandes parones de meses por una grave lesión, luego temporadas de preparar pruebas en mountain bike o bicicleta de carretera, o pruebas de largas horas de ciclo indoor.

Hoy toca hablar del tema running. Era mitad de Agosto estaba practicando la mountain bike y no paraba de ver gente corriendo. Sabía que correr era lo más complicado por la sobrecarga sobre la musculatura y la mía pues no era la mas idónea. Ni corto ni perezoso al día siguiente empezó todo.

La primera vez que salí a correr no fui capaz de trotar ni 400 metros en continuo, es más, directamente volví muy desanimado. Me quedé sin respiración, gran agobio. Al día siguiente monté sobre la mountain bike y todo el tiempo rondaba por mi cabeza la palabra correr. Así empezó todo.
Mi bandera esta vez no me acompañaba al entrar en meta porque iba a buscar tiempos y no podía perder un solo segundo.
En esta bandera hay 5 grandes anagramas que significan mucho para mí: DT1 Team equipo deportivo de personas con diabetes que luchan por unas ilusiones, Transdiabetes Nsd la gran familia noches sin dormir que siempre me anima, Sodicar Asociacion de diabeticos de Cartagena ofrenciendome su ayuda, Kampamento Base ellos me hicieron amar el deporte y mi medidor continuo de glucosa Dexcom G4 gracias a él mi día a día es mas fácil llevar mi diabetes con sus alarmas y observando continuamente la glucosa la vida es mucho mas sencilla.

Tras varios meses hice mi primera carrera de 5 km, lo pasé muy mal, a un ritmo de casi 6 minutos el kilómetro. Luego con el tiempo a ritmos lentos la carrera de 10 km y seguía pensando en algo más, luego una de 14 km para pasar definitivamente a las medias maratones, de las que he realizado tres, pero todas las carreras a ritmos que yo no quería, deseaba aumentar los ritmos. Ahí empecé a pensar en aumentarlos.

Manos a la obra se puso mi entrenador personal Pedro Izquierdo y el médico que esta llevando mi tratamiento, el Dr. Javier González ha cambiado toda la forma de regular mi diabetes para llevar un mejor control.

La primera vez que conseguí bajar los 5 minutos por kilómetro fue en Corvera, llevaba de liebre a mi entrenador y conseguí hacer un tiempo de 4 min 49 seg el kilómetro.

En esta prueba me enfrentaba solo sin ninguna liebre no tenía nada claro. Para empezar el entrenador me mandó calentar unos 15 minutos antes de empezar a una media de 5 min 30 seg. el kilómetro, y pensé voy a salir ya cansado y no podré hacerlo. Pero yo siempre sigo las indicaciones al pie de la letra tanto del entrenador como del Dr. en tema alimentación y regulación basales y bolos.

Mi ilusión era bajar el ritmo conseguido en Corvera llevando al entrenador como liebre, muy difícil para mí iba a ser, pero esta claro que si lo tengo en la cabeza lucharé por eso, no podía tirar la toalla antes de empezar.

Me junté antes de empezar con Dani, Javier y German, tres dulces, ellos sabían mis pretensiones y me animaban  todo el tiempo.

Junto a la María Jose, al  gran German Peña, Mariló y el concorde Dani antes de salir
Esta vez me enfrentaba a una prueba nueva, ya que sabía que llevaría las pulsaciones por minuto bastante elevadas desde el principio hasta el fin, la glucosa se comportaría de una forma diferente lo tenía claro, pero no sabía como.

Mi Medidor Continuo de Glucosa Dexcom G4 antes de empezar los calentamientos me indicaba una cifra de 115 mg, era una cifra estable que descendía muy muy despacio, sin insulina activa ya según me indicaba mi microinfusora de insulina Animas Vibe, y habiendo reducido la basal un 80 % una hora antes de empezar la prueba. 

Tomé un sobre de 6 grs de azucar antes de empezar el calentamiento con los 115 mg. A las 17.15 acaba calentamiento de 15 minutos a un ritmo de 5 min 30 seg (ritmo no muy lento para mí) y me dirijo a linea de meta ya. 


A las 17.25 el medidor me indicaba 95 mg, eso me dió mucho respeto, no tuve valor y tomé un gel de 15 mg de glucosa pura, iba a ser una carrera muy dura. Las molestias del femoral estaban ahí, no sabía que pasaría, otra vez mas jugaba con algún extra y con los nervios que rondaban por mi cuerpo.

A LAS 17:34 DAN LA SALIDA!!!!!! LOS NERVIOS A FLOR DE PIEL!!!! la primer vez que lucharía por bajar de los 5 minutos el kilómetro sin ayuda de una liebre. Me pongo de los primeros ya que al ser la San Silvestre mucha gente sale disfrazada con otro concepto de prueba deportiva.

LA SALIDA SE DESENVUELVE POR LA CALLE MAYOR DEL CENTRO DE LA CIUDAD!!! Toda la gente animando!!!!! La adrenalina al 1000, iba muy emocionado!!!!! Toda la ciudad en la calle!!!!! continuamos por calle del Carmen donde hay gran cantidad de publico al finalizar ya habíamos realizado algo más de un kilómetro, miro el reloj de actividad y veo que el primer kilómetro lo he hecho a 4 min 15 segundos, muy rápido decido aflojar.

Empiezo a mirar el Medidor Continuo de Glucosa Dexcom G4, todavía no habría empezado a hacer efecto fuerte el gel de glucosa puro pero me daba pánico que pudiera descender la glucosa, correr con esta mochila es malo tanto llevarla alta como ir muy ajustado, en la última prueba de 14 km fui rozando el limite alto, no abandoné, no sucedió gracias al ver la continua evolución de la glucosa y poder controlarla, son las ventajas de usar el medidor continuo de glucosa tanto en el deporte como en la vida diaria, y en estas fechas donde las comidas son peligrosas mucho mas.
A los dos minutos de haber acabado con esa cara estaba, con los ojos todavía cargados
Empieza el segundo kilómetro ya con muy poco público, 750 metros llanos para enfrentarme a una subida de 300 metros que me hace bajar el ritmo a 5 min 25 segundos en la subida, eso me desanima porque me rompería los tiempos, me cuesta mucho recuperar siempre el tiempo perdido. Llego cansado arriba y lo primero que hago al acabar es mirar el Medidor Continuo de Glucosa Dexcom G4, había bajado a 90 mg, me da respeto ver eso, la primera vez que la glucosa no tendía a subir por la adrenalina y nervios, una media de 180 pulsaciones por minuto, no entendía nada. Había puesto la alarma del Medidor continuo de gluocosa Dexcom G4 en 80 mg para tomar inmediatamente otro gel si sonaba y vibraba.

En esta carrera llevaba conmigo las alas regaladas por la magia creada por Fernando Inbolo, estas alas tienen un significado especial para todas las personas rodeadas por un aro azul, que junto a los ánimos recibidos por la gran familia Nsd tenía claro que iba lleno de energía para soltarla y conseguir este pequeño sueño. Un 111 me faltó al ver los valores del medidor continuo de glucosa para haber estado rodeado de magia totalmente.

Para esta prueba había puesto la alarma alta de mi medidor continuo de glucosa en 140 mg ya que si llegaba a esos niveles tras haber empezado en 95 mg sería que se iba a disparar.

Empiezo el kilómetro tres con una cuesta en descenso donde tenía que recuperar lo perdido, decido ya no mirar mas el medidor continuo de glucosa y pensar que sus alarmas son para dedicarme a lo que tenga que hacer y olvidarme de la glucosa, con esos nervios no iba concentrado en al carrera.

El kilómetro 4 ya estamos de nuevo dentro de la ciudad, empieza la animación toda la gente animándome al ver todas las anagramas que me identifican como diabético, eso hace que me acelere en varios tramos, pero la adrenalina se dispara ya. Tengo unas ilusiones en mi vida, unas mas grandes que otras, alguna ilusión estaba escondida en las esquinas entre el público, una ilusión por la que luchar, eso me animaba a no aflojar y seguía con todas mis fuerzas.

Todo el recorrido restante ya era por el centro del centro de la ciudad. Veía caras conocidas y caras que se parecían a otras caras y me recordaba gente, personas que me animaban sin conocerlas de nada pero yo veía en ellas a personas conocidas, personas que son mi vida y mi razón de luchar.

Las pulsaciones por minuto aumentan a 188, lo que me hace pensar y volver a bajarlas a 180. No podía excederme de más, mi salud por delante y mis ilusiones no podré conseguirlas sino me cuido, por ellas intento mantenerme bien y cuidarme.

En todas las esquinas estaban mis ilusiones. Toda la ciudad estaba en la calle, nunca había corrido una San Silvestre pero esta claro que para la ciudad es la carrera mas importante. Había corredores que la hacían disfrazados y tomársela en plan tranquilo, otros corredores disfrazados que fueron a unos ritmos muy altos y lo pasaron muy mal, y ya los otros que quedábamos que teníamos nuestros objetivos.

Llego ya al último kilómetro donde los primeros 200 metros no hay público para llegar ya la mayor afluencia de público jamás visto. La carrera fue de 5 km 270 metros, todavía quedaba mucho, estaba contento porque el medidor continuo de glucosa no me daba ningún aviso por lo que no me preocupaba, solo pensaba en una ilusión, una ilusión que ahora mismo ocupa mi corazón, que es la vida sin tener ilusiones? sabía que cuando llegara a meta estaría ahí esperándome para buscar otra ilusión mas, eso me daba fuerzas.

No podía rendirme, pleno centro de ciudad, el ritmo seguía siendo rápido para mí y no poco. Unos 250/300 metros antes de llegar creí ver a una persona a la que aprecio mucho en la puerta de un comercio, que me gritó y me dijó "vamos campeón eres muy grande!!!!! te mereces lo mejor del mundo!" estas palabras hicieron que empezara el sprint antes de tiempo, bajé el ritmo a 4 y seguidamente a un ritmo vertiginoso de 3 minutos 30 segundos, y volver a disminuir el mismo, entré como una bala a meta.

El speaker Gaspar Zamora me miró con cara de, Jorge casi no te veo y como siempre me dió sus palabras de ánimo "Aqui como una flecha ha llegado Jorge, el demuestra que con diabetes si se puede, le costará pero puede". Muchas gracias Gaspar siempre por tus palabras de ánimo para luchar.

La glucosa acabó bien, pero esto no es un mar de rosas, a las 17.58 aproximadamente finalice la carrera con una cifra de unos 98 mg, pero empezó a subir tranquilamente para estabilizarse en 140 mg unos 15 minutos, por lo que digo que extraño es eso, y si lo fue, porque inmediatamente empezó a subir de una manera disparada, poniéndome un bolo de 6,85 (una corrección de 3,12 ud+3,75 bolo para tomar hidratos de carbono), pero la subida no paró y no llegue a merendar. Esta claro que tanto en mi vida a diario como en mi vida deportiva el medidor continuo de glucosa dexcom G4 me facilitado el día a día que convivo que con mi diabetes.

Empezó a bajar, aunque luego ya me puse las unidades para corregir de nuevo y cenar pero volvió a subir, la adrenalina descargada en esta carrera me jugó una mala pasada, la primera vez que me sube de esta manera tan descontrolada en una prueba de algo mas de 5 km.

Pero tengo claro que tengo una gran ilusión, y lucharé por ella, por ella daría mi vida y no voy a parar.

Próxima carrera la media maratón Santa Pola el 22 de Enero de 2017 para seguir preparando la maratón de Madrid Rock 'n' Roll Madrid el 23 de Abril.

Ir a la página principal de mi blog
Ir a mi facebook personal
Ir a mi facebook Jorge Moto entrenamientos (pedir amistad)


jueves, 24 de noviembre de 2016

CROSS DE LA ARTILLERIA- CARRERA DEL FARO- 14 KM 20/11/2016


https://flow.polar.com/training/analysis/96944863914.00 km
Ritmo medio 5:05 min/km
Ilusión: EDP ROCK 'N' ROLL MADRID MARATON 23 Abril 2016
Seguimos luchando por hacer realidad una ilusión que ahora mismo veo imposible EDP ROCK 'N' ROLL MADRID MARATÓN el 23 de Abril 2017
La temporada pasada realice esta misma prueba, acabé contento ya que era la primera vez en mi vida que realizaba esta distancia, lo hice a un ritmo de 5:46 min/km sufriendo algo.
Este año el objetivo era reducir este tiempo sufriendo algo también más para en distancias largas ir más tranquilo y aguantar más la distancia. Deje de correr en marzo de este año para dedicarme exclusivamente a la bicicleta de carretera y comencé de nuevo a final de septiembre a correr, muy desanimado porque los primeros entrenos los hacía a 6 min/km y pasándolo mal.
Muy contento como siempre con mi bandera, agradeciendo a todo lo que me ha ayudado en esta dulce vida.

 He seguido las instrucciones al pie de la letra de mi entrenador Pedro Izquierdo y mi nutricionista María Jose Otón - Cenudi (pulsa sobre el enlace si te hace falta una dietista profesional), esto junto con el esfuerzo por mi parte he conseguido bajar el km 41 segundo.

La preparación esta siendo dura porque esta temporada empecé con molestias suaves en el gemelo izquierdo para pasar después al cuádriceps, por lo que los entrenamientos se vieron reducidos tanto en intensidad como en duración para evitar lesiones.


Son algunos de los compañeros de la mountain Bike que también hacían el cross y me acompañaban, ellos saben la ayuda en mi vida que me facilita Dexcom G4 mi medidor continuo de gluocosa y siempre están bromeando con que quieren uno. Cuando voy con ellos y me avisa Dexcom con sus alarmas, ya sea por glucosa alta o baja, me miran como diciendo, a que esperas? ellos saben que tengo que hacer algo pero no saben si está o baja, jajaja, van tranquilos conmigo porque saben que Dexcom vigila continuamente mis glucosas durante todo el día y cuida de mí. Y con la microinfusora Animas Vibe sucede igual, hay bromas con que les pase un chute de insu cuando estamos en los estiramientos, siempre hay que intentar llevarlo lo mejor que podemos. Para mí son especiales.

La alimentación dirigida por María José es muy importante llevarla correctamente y esta vez ha sido dura por las condiciones que le había indicado de como quería llevarla.

Otra vez tenía que empezar a controlar la glucosa en esta disciplina, totalmente diferente la forma de hacerlo que en bicicleta y que todavía no consigo controlar como a mi me gustaría.

La semana previa a la prueba fue una semana de descanso activo, un día entrenamiento de fuerza en piernas y el día anterior 15 minutos de trote, siempre con cuidado para no tener problemas.
Esta vez la prueba contaba con un total de unos 5.000 runners, más quizás ya que hubo mucha gente que se quedó sin dorsal y la hicieron sin el mismo, que junto a los familiares en el centro de la ciudad se pudieron juntar unas 15.000 personas. El puerto de la ciudad fue una gran concentración de gente, incluso más que si estuviéramos en nuestra grandísima Semana Santa.
Estaba contento porque estrenaba la nueva equipación en una prueba de mi ciudad, creada por BKfit, enseñaría a todo el mundo que era diabético y a que a mí particularmente no me importa decirlo, no escondiendo en ningún momento mi dexcom G4 ni la microinfusora de insulina, esto es un tema muy personal de cada uno de nosotros, yo he estado muchos años sin hacerlo público y no se porque, pero cuando empecé con el deporte decidí cambiar esta actitud, intentando hacer cambiar la mentalidad de mucha gente que piensan que somos menos y no podemos por ser diabéticos, que llevar una bomba de insulina nos puede incomodar, "CON DIABETES SI SE PUEDE", nos costará más, será mas complicado pero lucharemos como cualquier otra persona.

Quiero dar las gracias desde aquí a dos medios de comunicación que me ayudaron a difundir nuestro mensaje:
- La TV regional "La 7 región de Murcia" durante varios segundos estuvimos presentes en su informativo del Domingo a las 14.00 uno de los que más audiencia tiene.
Captura en diferido a través de internet.
- El periódico de tirada regional y local "La verdad" que en su resumen de la tarde eligieron 25 fotos para el cross de entre más de 5000 participantes y una fue esta entrando en meta con mi bandera de los retos con cara de sufrimiento y llevaba los ojos cargados al ver el tiempo realizado.


El sábado anterior hacía una fuerte sobrecarga de HC para ir cargado de glucógeno y no tener que tomar muchos geles, tema que siempre me lleva de cráneo en las pruebas deportivas, porque suele subirme la glucosa, situación que no me sucede en ningún entreno, pero siempre voy con el miedo de que pasará.

Antes de empezar la carrera tuve la suerte de ver a grandes amigos y compañeros que me animan continuamente a "luchar junto a mi diabetes, no contra ella". Amigos que saben que esto no es nada fácil, que nuestras cabezas no paran de pensar las 24 horas del día los 365 dias del año. Es cierto que yo particularmente cuento con la ayuda de DEXCOM G4 y de la Microinfusora ANIMAS VIBE y aún es muy complicado, gracias a dexcom, un medidor continuo de glucosa, al ver la tendencia y con las alarmas me es mas sencillo y otra vez mas me han ayudado a no tener que abandonar la carrera y la microinfusora la gran comodidad de ir poniéndome insulina poco a poco de una manera muy cómoda con sus bolos audibles y por vibración.
Gran sorpresa al encontrarme a Agustín y su pareja, el me ayuda continuamente haciendo que mis músculos se adapten más fácilmente al deporte, si antes lo hacía con la bicicleta ahora con el running mucho más, porque la sobrecarga en los músculos son mucho mayores. El es osteópata y masajista, la persona encargada de preparar mis músculos para la sobrecarga que les produzco. 

Otro gran amigo de la bicicleta, Oscar, que también siempre esta animándome a luchar, él esta empezando a correr ahora, le tenía respeto a la misma y ni corto ni perezoso se apuntó también a la larga de 14 km, tras finalizar pude comprobar que le fue muy bien, y vamos como siga corriendo lo veo conmigo de liebre en la maratón de Santa Pola.



Más amigos que desde que empecé a correr siempre han estado en todas las carreras que he ido, dejándome ir junto a ellos, animándome desde la primera carrera y considerándome uno más siempre, son del Club Atletismo Mandarache Cartagena. Esta foto fue justo antes de empezar.
Ya llega la hora de la salida, muchos corredores, gran ambiente, la ciudad en la calle para animar.

Los nervios habían empezado a hacer efecto sobre la glucosa, como siempre otra vez mas sucedía lo que nunca quiero que este alta por los nervios y la adrenalina, en los entrenos siempre suelo controlarla más o menos bien y en las pruebas deportivas se me va de la mano, pero las ganas de luchar pueden sobre todo.


La carrera comienza a las 11:30:
- A las 10:14 me suena una alarma del dexcom, la tendencia que empezaba a subir ya me pongo 0,5 ud, subo el valor de la alarma.
- A las 10:27 justo antes de empezar la tendencia seguía indicando que subía con su flecha, me pongo 0,3 ud mas.

- A las 11:40 seguimos igual tendencia al alza y me pongo 0,5 ud más. Todo esto lo hago sin mirar la bomba gracias a sus bolos audibles por lo que es una gran comodidad ponerme la insulina.
- A las 12:00 la glucosa tras media hora de haber empezado y llevar ya tiempo corriendo seguía con su tendencia al alza, llegando a 250 mg. Aquí justo tengo que tomar la decisión de que si llega a 260 mg abandono, cambio los valores de alarma de alta a 260, llevaba insulina activa de los bolos puestos, me encontraba incomodo por tener la glucosa por encima de 200, boca seca, algo de malestar, cansancio, por lo que la prueba no lo hice en mis plenas facultades pero lucharía hasta el límite que me había fijado para abandonar.
- A las 12:13 empezaba a descender pero demasiado lento, sino hubiera sido una prueba, en un entreno normal y a las pulsaciones que llevaba y con la insulina activa debía de haberme bajado mucho más rápido, al ver esto me pongo 0,5 ud más.
- Finalizo la prueba sobre las 12:40 y la glucosa había descendido muy lentamente pero siempre que acabo un entreno suelo ponerme alguna unidad porque me suele subir, no tonteo y me pongo 2 ud para evitar otra posible subida.
No fué nada fácil, el ir con esa glucosa rozando límites y con una sensación extraña, es complicado correr.

Llegué a meta cansado de más, esos niveles de glucosa altos durante toda la carrera hicieron mella sobre mí. Contento porque no tuve que abandonar y con ganas de seguir luchando por mi ilusión. El deporte me ayuda no solo en mi salud física sino también en mi salud psíquica y me ayuda a olvidar aquello que no debía de estar pasando.
Grafica de la Microinfusora Animas Vibe con los valores recogidos desde las 6.54 am hasta las 17:54
En esta gráfica de mi Dexcom G4 se puede observar como influyó claramente la prueba sobre mí, no es fácil pero se dice que los diabéticos son luchadores por defecto, tengo claro que no voy a tirar la toalla y lo único que pueda ser que me impida realizar mi ilusión sera una molestia muscular, pero mi diabetes JAMAS!!!
Tras finalizar muy contento junto a la bandera que siempre me acompaña y Juan Abuín, un gran amigo y compañero.

A raíz de ahí ya lleve el día mas o menos bien.

Este día para mi era especial porque en Madrid había un evento muy importante y me estuve acordando de ellos durante toda la carrera, me hubiera encantando poder estar junto a todos ellos, una gran cantidad de diabéticos corriendo por una causa.

"LUCHO JUNTO A MI DIABETES, NO CONTRA ELLA"
video






sábado, 1 de octubre de 2016

Carrera de Corvera 5 km (24/09/2016) - 1ª Carrera 5 km por debajo 5 min/km


Esta carrera era muy importante para mí, no por la distancia sino porque sería la primera vez que intentaría hacer 5 km por debajo de los 5 minutos el kilómetro y sin tener que poner el corazón al 100%.

Para hacerlo mi entrenador Pedro Izquierdo haría la carrera junto a mí marcándome mas o menos los ritmos y para verificar que todo iba bien.

Era la primera carrera de esta organización, y hubo unos pequeños problemas, lo que pensábamos que al principio sería una carrera llana en Corvera se convirtió en una carrera rompepiernas en el campo de Golf de Corvera llena de subidas y bajadas, la policía no permitió a la organización realizarla en el tramo previsto. Al ver el recorrido en coche me desanimé mucho porque sería muy complicada al tener tantas elevaciones y no era lo que esperaba, temía que no sucedería lo previsto.

Al llegar el entrenador y ver su cara, todo me daba malas señales, el observó también que sería una carrera muy complicada y así me lo reconoció, no teniendo claro que el objetivo que nos habíamos propuesto se cumpliría, pero como siempre sus ánimos fueron impresionantes. 









 En esta foto atendiendo las últimas explicaciones del entrenador de como llevaríamos los ritmos al haber variado tanto el recorrido.


Esta carrera al ser corta y querer bajar tiempos el ritmo cardíaco empezaríamos a subirlo rápidamente desde el principio tras un calentamiento de 15 minutos a trote lento antes de empezar la prueba, habiendo descansado 10 minutos tras el calentamiento.

Los niveles de glucosa controlados con el medidor continuo de glucosa Dexcom G4 me indicaban un valor de 135 mg, por lo que me tomé un barrita de 1,4 raciones de HC antes de empezar, tenía respeto a la prueba por si la glucosa empezaba a descender por el ritmo de velocidad que llevaría, pero no fue así. Visualizando la glucosa continuamente en la carrera verificaba que se mantenía en unos 140 mg. siempre teniendo constancia de que el ritmo cardíaco no iba al máximo pero si bastante alto, las continuas elevaciones dejaban huella en mis sensaciones. Sabía que esto casi seguro provocaría una subida de la glucemia al finalizar.


Los ritmos de carrera conseguíamos llevarlos según lo planificado aunque la dificultad no era pequeña para mí, era bajar bastante el mejor ritmo anterior de 5 minutos 17 segundos el kilómetro.

Tras haber completado algo mas de los 5 kilómetros, exactamente 5 kilómetros 240 metros, al haber alcanzado los 5 km y no haber finalizado estaba ya deseando ver la meta. Así entrabamos a meta tras haber conseguido mantener la glucosa en su sitio con la alimentación dirigida por Maria José Otón de Centro Cenudi.


Muy contento al haber superado mi objetivo en esta pequeña carrera, con la dificultad añadida que no esperaba al no ser llana, no voy a pensar en cuanto podría haberla finalizado si hubiera sido llana pero tengo claro que hubiera bajado el tiempo previsto. 

Primera vez que me he quedado clasificado en segundo puesto en mi categoría VETERANOS A, nunca pensé que conseguiría algo así.

Tras finalizar la carrera y habiéndome puesto ya una unidad de insulina nada mas finalizar, a los pocos minutos me suena la alarma de mi Dexcom G4 indicándome que la glucosa esta ascendiendo por encima de 160 mg (me había puesto la alarma en ese nivel). La glucosa sigue subiendo y tengo que estar poniendome un total de 6 unidades que al llegar ya a un buen nivel e indicándome la bomba que quedan 2 unidades de insulina activa aprovecho para ponerme 3,5 unidades y cenar. Con esta prueba he notado una fuerte subida de glucosa por llevar un ritmo cardíaco alto y una fuerte adrenalina.

Volver a la página principal del blog "lucho junto a mi diabetes, no contra ella"

"Con diabetes si se puede"

Popular Posts

Recent Posts

Con la tecnología de Blogger.